Big Data, el coste de oportunidad por la inversión en análisis de datos.

A esta altura del desarrollo tecnológico, nos preguntan día sí y día también, si el análisis de datos es importante, o si merece la pena invertir (a veces “mucho”) en soluciones de negocio con tratamientos de Big Data, Minería de datos y análisis predictivos. Otras interrogantes surgen de la poca experiencia y habilidad con herramientas de análisis, de razonamiento o abstracción de la realidad a través de expresiones matemáticas; estas “deficiencias” que son un lastre proveniente del actual modelo educativo, desde inicios de la escuela, la secundaria y posteriormente en la universitaria, no crean pensadores, si no, que son parte de una maquinaria de aprendizaje nemotécnico, que perjudica el pensamiento creativo y lógico.

 

Pero hasta cierto punto es natural la existencia de cierta desconfianza en el BIG DATA; se puede empatizar con aquellos que son mas adversos al riesgo, ya que por naturaleza defendemos lo que estamos seguros de conocer y aquello que desconocemos o nos crea incertidumbre (con la que no podamos lidiar),  se suele actuar con cierta desconfianza y estar en desacuerdo de si el esfuerzo valdrá el coste de oportunidad de invertir en otra cosa, y se tiende a criticar más de lo debido, buscado las debilidades de los posibles resultados como forma causal de desestimar el ahondar la investigación y el tratamiento de datos, quizás esta acción vinculada a la cultura de no tocar lo que sirve, haga que empresas líderes en su sector vean mes a mes que su lucha en el mercado es más dura por la competencia, o quizás tampoco sepan qué les pasa, porque sus métodos de análisis y predicción se quedaron OBSOLETOS.

 

Pero que tienen los datos que todos quieren interpretar, – planteando de otra forma – ¿Qué puedo hacer con ellos?, y que rentabilicen la inversión, el siguiente dilema será si gastar en una consultora con prestigio o contratar un consultor privado para que desarrolle la nueva implementación del análisis de datos que salvará la situación a la que se enfrenta un empresario o un investigador social, o cualquiera que desee conocer su entorno, el mercado en que se mueve, la competencia, sus consumidores, o si la reforma del local influye en mis clientes, futuros votantes, el resultado de una droga o tratamiento, etc.

Pero pongámonos serios, hace años que son conocidas las llamadas “operaciones psicológicas” (PSYOPS) que la OTAN define como “El conjunto de actividades psicológicas planeadas en paz, crisis y guerra, dirigidas a audiencias enemigas, amigas y neutrales para influir en actitudes y conductas que afecten al logro de objetivos militares y políticos” y dentro del marco de las PSYOPS, aparece de la mano, la propaganda, que añade la difusión de mensajes por medios de audio, visuales o audiovisuales. La eficacia de la propaganda, es mayor cuando se fundamenta en un conocimiento profundo de las condiciones y actitudes de la audiencia objetivo, se basa en información que la audiencia objetivo considera creíble y veraz y se presenta de forma que atraiga el interés de la audiencia objetivo.

A que este tipo de “definiciones” no les pone la carne de gallina, ¿PSYOPS en tiempo de paz? Claro, ahora tendríamos que preguntarnos mejor si lo que compartimos alegremente en Facebook o cualquier aplicación gratuita, realmente afecta al colectivo, no solo al individuo que comparte la foto graciosa de sus perros y gatos con la familia.

 

 

Si miramos con atención las últimas elecciones para presidente de Estados Unidos de América, podemos relacionar todo, todo ello con el manejo tecnológico e inversión necesaria para alcanzar objetivos como los que se plantearon en Cambridge Analytica que tenían como objetivo, “hacer cambiar de opinión a la gente e influirla no mediante persuasión, sino mediante dominio informativo”.

 

 

Alguna vez cuando hablo con alumnos y clientes, como consultor en análisis de datos he llegado atender preguntas sobre el uso de bases de datos para caracterizar y clasificar segmentos de interés poblacional y me gusta dar el ejemplo de las elecciones E.E.U.U. que llevaron a D. Trump a la Casa Blanca, los investigadores de Cambridge Analytica gastaron cerca de 7 millones de dólares en “amasar” esos datos, de los cuales 1 millón fueron invertidos en geo-redundant storage (G.S.R.), o para dejarlo claro, en recolectar información de perfiles de Facebook por geo-localización.

Un primer paso del partido de Trump, fue en la campaña de Ted Cruz, que contactaron con un profesor del Departamento de Psicología de la Universidad de Cambridge, que estableció con su propia compañía de administración y hospedaje de sitios de Internet, ofrecer un “gran proyecto de investigación” en los EE. UU. Su objetivo declarado era acercarse lo más posible a todos los usuarios de Facebook de Estados Unidos con el conjunto de datos que manipulaba desde los servidores de su empresa.

Básicamente se operó en el mercado de crowdsourcing de Amazon y el conocido Mechanical Turk (MTurk) para acceder a un gran grupo de perfiles de Facebook, utilizando un cruce de información para ir eliminando decenas de miles de datos demográficos de personas (nombres, ubicaciones, cumpleaños, géneros) y sus “me gusta” de Facebook, que ofrecen una gama de ideas personales que se adapten al objetivo de investigación.

Fundamentalmente, la investigación también capturó los mismos datos de los amigos de cada persona del estudio. Para cada individuo reclutado en MTurk, se recolectó también información acerca de sus amigos, lo que significa que el conjunto de datos creció significativamente en tamaño. La investigación muestra que, en 2014, los usuarios de Facebook tenían un promedio de alrededor de 340 amigos. Así obtuvieron una base de datos de más de 50 millones de individuos.

Viendo los resultados, a que ellos no les importaría nuevamente afrontar inversiones de ese tipo, tampoco veo que se arrepientan por las “consecuencias” de usar datos sin permisos adecuados. Lo único que es evidente, es la utilidad de los resultados y la inversión rentabilizada.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: